La Liga Universitaria de deportes volvió al ruedo el fin de semana del 10 y 11 de julio, luego de la suspensión de las actividades deportivas a causa de la pandemia del Covid-19, a mitad de marzo de éste año. ¿Y si vuelve la Liga? ¡Vuelve el fútbol en Old Boys!

El comienzo del campeonato para el azulgrana no fue el esperado. Derrota contra el actual campeón, Tenis el Pinar con un marcador de 1-2 en contra, a principios de marzo. El trámite de partido fue parejo, pero el campeón golpeó en el momento justo. El gol del descuento azulgrana lo hizo Martín Guerra y el equipo dirigido por el actual futbolista de Cerrito, Juan Manuel “Pelo” Ortiz, se fue con la sensación de estar para más.

La segunda fecha, luego del parate, fue también derrota frente a Hebraica Universitario por 4 a 2 como visitantes. El equipo supo ir perdiendo 2-0, después se puso a tiro y lo empató a través de los goles de Nicolás Cassarotti y Santiago Algorta, pero a raíz de algunas distracciones terminó siendo derrotado se podría decir injustamente, en un partido muy parejo que estaba para cualquiera.

Al partido siguiente, la primera se enfrentaba a La Mennais, nuevamente en condición de visitante. El conjunto azulgrana se puso en ventaja primero gracias al oportunismo del “Bomba” Nicolas Casarotti y estaba demostrando un buen nivel de juego, superior al adversario. Lamentablemente, en el mejor momento azulgrana, La Mennais encuentra un gol de pelota parada imprevisto y el partido se hace cuesta arriba en el segundo tiempo. 3 a 1 abajo; los resultados no estaban llegando a pesar de la intensidad y el convencimiento azulgrana.

Tras la racha negativa, pero convencidos de que venían haciendo las cosas bien, tocaba seguir adelante y estar más focalizados que nunca en revertir la situación. Old Boys se enfrentaba al siempre complicado Carrasco Polo en la sede de Máximo Tajes. Tras un partido muy parejo y sin muchas chances de convertir, Alfonso Gallo encontró el gol en tiempo adicional y con él, la primera victoria para Old Boys en este campeonato.

Tras el esperado triunfo el equipo comenzó a hacerse fuerte y ahora se enfrentaba a Juan XXIII en la fecha 5 del campeonato en condición de visitante. Un rival directo, muy parejo qué se ubicaba cerca de Old Boys en la tabla. En un gran partido, el conjunto azulgrana obtuvo los tres puntos tras ganar por la mínima diferencia de 1-0, con un lindo gol de Rupenián.

El equipo ganó en confianza y comenzó a obtener los resultados qué siempre se buscaron y así comenzó la remontada en la clasificación del campeonato. Por último, al cierre de esta edición de OB&G MAGAZINE, el domingo 22 de agosto, última fecha jugada hasta el momento, tocaba enfrentarse al complicado Rentistas Universitario en la sede, para seguir con la racha positiva de resultados. Y así fue, goleada por 5 a 1 en un gran partido del azulgrana, en dónde se cumplieron las tres G, ganar, gustar y golear.

Dos goles en el primer tiempo y tres en el segundo (2 goles de Rupenian, 2 de Casarotti y 1 de Philipp Tatton), pusieron cifras definitivas al cotejo.

Con un total de seis partidos jugados, Old Boys se encuentra 6to en la tabla de posiciones con 9 puntos. El equipo va de menos a más y se comienza a estabilizar en la muy competitiva divisional A de la Liga Universitaria, cómo se esperaba tras la gran campaña del año pasado.

Todo parece indicar que jugadores y staff técnico están alineados detrás de una idea de juego clara, que puede dar sus frutos.