Hace 20 años, OB Magazine entrevistaba al entonces joven emprendedor Francisco “Pancho” Ravecca.

¡Mamá! ¿Qué es este papel con tantos números y la cara de un señor barbudo?

Es un billete Francisco. Cuando yo era como vos, esto servía para comprar cosas.

¿En serio?

Es seguro que, en algunos años, estos diálogos ya serán imaginarios. Una época en la que poco podrán entender cómo se podía hacer compras sin un teléfono inteligente, un televisor interactivo, o una computadora.

Y ese futuro no está tan lejos, hoy se puede vender y comprar en DeRemate.com, un sitio en internet dónde los consumidores pueden encontrar todo tipo de productos y servicios sin moverse de su casa y con solo clickear el mouse.

Hace tres años un grupo de jóvenes latinos reunidos en la cantina de la Universidad de Harvard se preguntaban. ¿Qué hay aquí que no haya en América Latina?

Así comenzaba…como una pequeña idea. Hoy, Francisco Ravecca es el director responsable de DeRemate.com en Uruguay, una compañía de remates online, que conforma una red latinoamericana.

¿Qué es DeRemate.com?

Es un sitio en internet donde la gente puede comprar y vender casi todo tipo de artículos. Desde objetos coleccionables hasta libros y computadoras. Por ejemplo, uno puede tener un par de patines en su casa y no los usa más. Los pone en DeRemate y alguno que le encuentre un valor le va a hacer una oferta y los compra.

¿A quién está dirigida la publicidad, a sabiendas de que no todos los uruguayos tienen acceso a internet?

En internet hay distintos tipos de negocios. BTB que es de empresa a empresa, BTC que es de empresa a consumidor y el CTC que es de consumidor a consumidor. Este es el nuestro, por lo que tenemos que hacer una campaña masiva.

Al no ser tan reducido el número de nuestros potenciales clientes, enfocamos la publicidad en distintos medios como radio, televisión y prensa.

Al comienzo la idea fue posicionar la marca, por lo que dividimos la publicidad en distintas etapas. La primera era enseñar qué es DeRemate.com, después mostrar quien está detrás de la empresa para que la gente no pensara que eran sólo computadoras, y ahora es mantener la marca en la cabeza de la gente y concentrarnos en darle mejor servicio a nuestros usuarios.

¿Cuáles son las claves para que una compañía online tenga éxito?

Siempre dije que hay 5 “p” en internet: persona, persona, persona, persona y producto. Esto significa que el equipo de gente que uno forma es fundamental para llevar adelante una idea. Son muchas horas de trabajo, se necesita gran creatividad y principalmente muchas ganas y voluntad.

¿Cómo se mide la rentabilidad del comercio electrónico?

Hasta ahora el éxito de sitio se medía en la cantidad de usuarios registrados, o la cantidad de páginas que estos usuarios leían. Hoy el PTP (Path To Profit) pasó a ser la medición de cómo se ranquea una empresa, la que tiene que demostrar que es capaz de generar ingresos que deriven en utilidades.

Una de las mayores dificultades para armar un negocio en internet es conseguir los capitales de riesgo. ¿Cómo hace una empresa que recién comienza para tener contacto con os mismos?

Es muy difícil y especialmente en nuestro país por una simple cuestión de tamaño del mercado. A un analista de un fondo de inversión de capital de riesgo le cuesta lo mismo el análisis ya sea en una inversión de un millón o de cincuenta millones de dólares. Entonces por lo general van a ser muy cuidadosos en donde invierten.

Habitualmente se fijan pisos que justifiquen todo el esfuerzo que van a hacer para decidir hacer una inversión.

En Uruguay hoy en día es complicado financiar un proyecto, pero no imposible; uno tiene dos opciones: realizarlo a nivel local, que es muy difícil porque no tiene garantías para darle a un banco, o crear un proyecto regional como el nuestro que es mucho más accesible el financiamiento.

En nuestro país hay algunos bancos que financian a través de accionistas de ellos en el exterior, pero ahora estoy viendo la posibilidad de traer una fundación sin fines de lucro que justamente lo que hace es mechar empresarios locales con la comunidad de capitales de riesgo en USA.

La propuesta de invitar al consumidor a comprar sin levantarse de su silla ¿ha tenido buena repercusión en nuestro país?

Sí, la verdad que sí, tiene mucho valor agregado, tanto para el comprador como para el vendedor. Por ejemplo, el vendedor puede poner el producto la venta y lo tiene todo el año, las 24 horas del día y no se tuvo que mover de su caso u oficina. Empezó y se olvida hasta cuando está durmiendo, lo que permite que un comprador que llega de bailar y decide entrar a DeRemate, encuentre su producto y lo compre. Esto hace que sea bastante cómodo y novedoso.

Se dice que se quiere poner un impuesto al comercio electrónico ¿Qué hay de cierto y qué opinas al respecto?

Ahora se puede comprar en el exterior y traer productos por el valor de 50 dólares sin pagar impuestos. Algo de lo que se está hablando es que quieren aplicar un impuesto de 20 dólares a esos productos de menos de 50, la verdad me parece un disparate. No creo que un producto de 50 dólares afecte la economía del país en forma radical. El gobierno tiene que levantar fondos porque está en una situación difícil, pero no está poniendo en la balanza el daño que le hace a Uruguay dentro del contexto de Internet. Prácticamente es una medida proteccionista que está cerrando las puertas de alguna manera a todo el tema de la globalización.

DeRemate.com ¿tiene competencia?

Al principio éramos muchos sitios, hoy somos solo dos que operamos a nivel regional. Nosotros y Mercado Libre. DeRemate es dos veces más grande en cantidad de usuarios. Hicimos un estudio y en Uruguay se hizo una encuesta donde a 200 personas se les preguntó ¿Qué sitio de remate on line conocían? Un 44% reconoció a DeRemate y el resto entre Mercado Libre y otros.

¿Sos un ciberadicto?

NO, para nada. Cuando estoy en la oficina estoy conectado, pero cuando llego a casa o los fines de semana no prendo una computadora.

¿Cómo ves el desarrollo de las sociedades ante el avance de la tecnología?

Si se hacen las cosas bien, y se implementan programas de desarrollo económico y social, apoyado por instituciones a nivel mundial, que aseguren la penetración de internet y el acceso de toda la población a la misma, lo veo como algo que va a dar una gran mano en el desarrollo social y económico de los países.

De no ser así puede ser un elemento distanciador ente clases altas y bajas, donde las últimas podrían quedar fuera del mundo y sería bastante preocupante.