▲Foto: Román Hughes

El 25 de Septiembre se cumplió una década de la obtención del Campeonato Uruguayo de Rugby del año 2010 y junto a sus protagonistas repasamos aquella inolvidable gesta que cortó una racha de 35 temporadas sin obtener el título.

Se celebran 10 años de un logro muy especial para el rugby azulgrana. Una década atrás, Old Boys & Old Girls se coronaba Campeón Uruguayo de Primera División y lograba obtener el máximo galardón luego de 35 años de espera.

La última vez que el club había logrado conquistar el título había sido en el ya lejano 1975, y había sido de forma compartida con el ya inexistente equipo de La Cachila. Luego llegó un extenso período en el que pasaron varias generaciones sin poder alcanzar el objetivo máximo, por lo que aquel suceso resulta hoy importante de destacar.

La campaña 2010 registró un total de 20 partidos, de los cuales Old Boys ganó 16 y perdió cuatro, marcando 677 puntos y recibiendo 260, con un promedio de 31 tantos a favor por partido y 12 en contra.

‘El Negro’ Juan Bado, uno de los Entrenadores del equipo, contó que “me acuerdo que con Nacho Naón nos juntamos muy temprano en enero para planificar, y la verdad es que proponíamos algo distinto. Arrancamos con mucha manija y en el torneo empezamos muy bien”… “En general la presión de jugar por el título siempre está, porque uno juega para ganar, pero me acuerdo que nosotros tratamos de poner el foco en otro lado y cuando empezó el año pensamos en enfocarnos en el juego, en ser combativos”.

Juan Campomar, uno de los líderes rugbísticos de aquel equipo contó que “ese plantel tenía varios referentes como el ‘Toco’ Pérez, el ‘Tormenta’ De Posadas, ‘Pingo’ Pereira, Martín Crosa, y creo fue muy importante el impulso que le dio al grupo la generación de Juan Gaminara, Joaquín González Lerena, Joaquín Rocco, el Colo Albanell, Santi Gortari, Fran Vilaseca. Fue una camada excelente que subió junta y le dieron un espaldarazo muy fuerte al club”.

El Campeonato del 2010 comenzó con la disputa del Torneo Apertura, donde Old Boys se estrenó con un ajustado y sufrido triunfo ante PSG por 18 a 16 como visitante, y le siguió una abultada victoria ante La Olla de Florida por 81 a 0. En la tercera fecha, Old Boys jugó su primer partido como local y logró imponerse ante Carrasco Polo 28 a 18, marcando que el equipo estaba para pelear palmo a palmo tras superar con autoridad al “Caballito”, ganador de 19 de las últimas 20 ligas. Fue un mojón importante para la confianza del plantel azulgrana, aunque aquel partido también dejó una baja significativa: la de Joaquín Pastore que se perdería el resto del año por lesión.

▲Foto: Federico Praderi

“Nos pegó muy fuerte en la parte anímica darnos cuenta que no lo íbamos a tener, pero ahí jugó mucho el rol de los entrenadores para que nos enfocáramos en lo que sí teníamos, y no en los que nos faltaba. Se laburó mucho en eso” contó Andrés Imaz, uno de los jugadores más experimentados del equipo, sobre la baja de ‘Caco’.

La campaña siguió con una importante victoria ante Champagnat por 53 a 12, y tras haber tenido libre en la 5° fecha, el conjunto del León regresó con otro sólido partido que culminó con triunfo 25-5 contra Trébol de Paysandú. Los dirigidos por Bado y Naón tuvieron otra fecha libre en la 7° etapa, y en la siguiente regresaron para ganarle como visitante a Los Cuervos 20 a 3 en un partido marcado por la lluvia y el barro que dificultaron el juego.

▲Foto: Victoria Acuña

El equipo venía bien, obteniendo muy buenos resultados y jugando un buen rugby y como todo llega, llegó el momento del Clásico ante Old Christians. Old Boys logró imponerse por 28 a 11 en la cancha, pero el equipo azul reclamó los puntos del partido, porque el equipo azulgrana había cometido una infracción: Se había quedado sin cambio de primera línea y en aquel momento, si eso ocurría, el partido pasaba a jugarse “sin empuje” en el scrum pero el equipo que no podía empujar perdía los puntos, si el rival los reclamaba. Old Christians lo hizo y se quedó con el triunfo a nivel reglamentario. Vale agregar, que a partir de aquel reclamo, el reglamento se modificó.

Fue un golpe duro para el equipo, que había vuelto a demostrar en la cacha que estaba para cosas grandes.

Tras la primera “derrota” del año, el conjunto azulgrana cambió la pisada y derrotó a Montevideo Cricket en una ventosa tarde de rugby por un sólido 76 a 0, y en el último partido de la fase regular le ganaron a Círculo 68 a 7.

Se cerraba la primera etapa del torneo habiendo ganado todos los encuentros en el terreno de juego, pero culminando en el 2° puesto de la tabla por los cuatro puntos perdidos en los escritorios.

En Semifinales del Torneo Apertura Old Boys le ganó a PSG 25 a 22 tras una dura batalla en la que el equipo perdió por lesión a otro de sus baluartes: Juan Campomar. Llegó la definición ante Polo y, ahora sí, el primer tropezón de la temporada: derrota por 28 a 3 ante un rival que jugó mejor y que se llevó el primer título de la temporada.

‘Chapi’ recordó que “aquella primera parte del año fue muy buena. Le ganamos a todos, incluso a Old Christians en aquel recordado partido en el que pidieron los puntos, y en la final del Apertura me acuerdo que tuvieron que jugar muchos chicos”

El Torneo Clausura comenzó con el combinado del León teniendo fecha libre y el regreso a la actividad, dos semanas después de la dura caída ante el “Caballito”, fue con triunfo 44-7 ante Montevideo Cricket.

▲Foto: Román Hughes

A la jornada siguiente, Old Boys y Old Christians volvieron a verse las caras tras la polémica del Apertura. Fue un juego vibrante y cargado de emociones, en el que finalmente el conjunto del trébol se terminó llevando el partido por un ajustadísimo 23 a 19. Fue un golpe duro, pero más aún lo sería el que provocaría la caída ante Polo una semana después, por 36 a 11, propinándole al equipo su segunda derrota consecutiva en el certamen.  “Agarramos una bajada tremenda, fue la parte más dura del año, pero supimos trabajar para dar vuelta la página”, contó Juan Bado sobre aquel momento.

Luego de la tormenta, la calma regresó con el triunfo ante Los Cuervos por 46 a 6 de la fecha posterior, en un partido que los entrenadores calificaron como  “clave” en la recuperación del equipo pensando en la definición. A la victoria frente al conjunto negro, en la penúltima del Clausura, llegó un ajustadísimo triunfo en Paysandú ante Trébol por 16 a 15, gracias a un agónico drop de Agustín Pereira sobre el cierre del partido.

Para la última jornada de la fase regular el equipo realizó muchas variantes buscando mover al plantel de cara a la etapa de definiciones, y el equipo terminó cayendo por un ajustado 11 a 10 frente a Pucarú Stade Gaulois en el antiguo country de Los Teros.

Ese resultado provocó que Old Boys culminara en el cuarto puesto del Clausura y tercero en la Tabla Anual, por lo que en la definición debería enfrentar a Old Christians, Carrasco Polo y PSG, en ese orden.

Agustín “Pingo” Pereira expresó que tras el cierre de la temporada regular y antes del inicio de la Liguilla, “el equipo se juntó y se planteó que estaba a tan solo tres finales del título. Eran finales y habían que jugarlas a matar o morir, y yo creo que ese convencimiento y esas ganas de ganar nos llevó a dar un plus en esa última etapa”. Juan Bado contó por su parte que “en un momento hubo un clic y los jugadores se empoderaron. Ellos mismos se convencieron de que podían y que estaban para luchar por todo”.

EL SÚPER 4
La definición del torneo se realizó con el “Súper 4”, una instancia de todos contra todos entre los mejores equipos del año.

El arranque de Old Boys no pudo ser más esperanzador, ya que los conducidos por Bado y Naón lograron llevarse un gran triunfo ante Old Christians por 18 a 6, dando una verdadera muestra de que el equipo estaba para pelear por el título. Los puntos llegaron todos a través de penales ejecutados por “el Colo” Germán Albanell, quien había ido al country de Los Teros el miércoles previo al duelo, a patear a los palos.

Y aquella victoria en el Clásico dejó al conjunto azul y rojo a un paso de dar el gran golpe.

“El primer tiempo terminamos 6 puntos abajo. Se jugaba en el Country de Los Teros donde siempre había mucho viento, y me acuerdo que en el segundo tiempo hicimos 18 puntos de patadas, pero en todo momento lo tuvimos controlado”, recordó Juan Campomar respecto a aquel partido ante Christians.

Pasó el Clásico, pero el último gran escollo en el camino para alcanzar la gloria era nada más ni nada menos que Carrasco Polo, el equipo que había dominado el rugby uruguayo durante las últimas dos décadas.

“Ganar no era inimaginable porque ya lo habíamos hecho en el 2007 y habíamos logrado cortar esa racha, creo que un poco antes incluso ya nos habíamos demostrado que Carrasco Polo ya no era aquel equipo que había dominado todos los años anteriores y que atacándolo se le podía ganar. Creo que las generaciones más jóvenes ya no le sentían ese respeto, que por supuesto que se habían ganado”, expresó Martín Crosa respecto a la rivalidad con el equipo de Servando Gómez en aquellos tiempos.

▲Foto: Victoria Acuña
▲Foto: Victoria Acuña
▲Foto: Victoria Acuña

El esperado duelo ante el Caballito tuvo que esperar una semana más de lo previsto, debido al lamentable fallecimiento de Martín Aguirre, de Polo.

“Cuando fallece Aguirre, Carrasco Polo dijo que no estaba en condiciones de jugar, y por supuesto que lo entendimos y en todo momento lo contemplamos”, contó Juan Campomar, pero Andrés Imaz agregó que “después de lo que nos había pasado con Old Christians en los escritorios temíamos alguna chicaneada, por eso el asunto generó una discusión. El Negro Bado nos llegó a decir: ‘decidan ustedes los jugadores, pero el día que está fijado el partido los quiero parados en la cancha’”.

“Todo esto generó que PSG y Christians jugaran antes que nosotros, por lo que ya con resultado visto sabíamos que si ganábamos éramos Campeones”, agregó Chapi.

Finalmente llegó el momento de la verdad, y Old Boys no falló. El equipo jugó un gran partido y se terminó imponiendo en cifras de 19 a 12 para conquistar el ansiado título.

▲Foto: Román Hughes

“Terminamos ganándoles en las formaciones y en aspectos del juego que antes siempre nos habían jugado en contra, como que no nos entraran en los últimos cinco minutos, en el maul, en la solidez del scrum”, contó Andrés Imaz sobre aquel partido definitorio.

El Coach, Juan Bado, recordó que “el partido con Polo fue muy duro, con mucho viento, muy apretado. Hicimos un try de maul y después llega un try de intercepción de Martín Crosa que terminó de torcer el partido a nuestro favor”.

Se quebraban 35 años de sequía y el club volvía a saborear la gloria después de una larga espera.

Una semana después de la consagración y ya para cumplir con el calendario, los Campeones tuvieron su última presentación, en su cancha y ante su gente. Old Boys enfrentó a PSG y le ganó 46 a 22, para culminar de la mejor manera su participación en el Súper 4 y celebrar a lo grande la obtención de aquel inolvidable título.

“El cierre fue muy lindo, con toda la gente del club. Y había una presión por terminar la campaña con una victoria. Ese día sí nos dimos cuenta de lo que significaba ese logro para el club, cuando veías a los más veteranos de Old Boys y del rugby uruguayo, llorando y haciéndonos el pasillo de honor para entrara a la cancha, agradeciéndonos. Fue algo muy fuerte”, según contó Andrés Imaz.

Martín Crosa resumió la importancia de aquel título de la siguiente manera: “Yo creo que fue algo importante para el club en general. La institución estaba iniciando una nueva etapa con la sede actual y la vida del club había cambiado totalmente. Ese fue un mojón importante para todo Old Boys, y ni que hablar para el rugby”.

Pasaron 10 años, y hoy volvemos a celebrarlo todos juntos ¡SALUD, CAMPEONES!

“Terminamos ganándoles en las formaciones y en aspectos del juego que antes siempre nos habían jugado en contra, como que no nos entraran en los últimos cinco minutos, en el maul, en la solidez del scrum”, contó Andrés Imaz sobre aquel partido definitorio.

El Coach, Juan Bado, recordó que “el partido con Polo fue muy duro, con mucho viento, muy apretado. Hicimos un try de maul y después llega un try de intercepción de Martín Crosa que terminó de torcer el partido a nuestro favor”.

Se quebraban 35 años de sequía y el club volvía a saborear la gloria después de una larga espera.

Una semana después de la consagración y ya para cumplir con el calendario, los Campeones tuvieron su última presentación, en su cancha y ante su gente. Old Boys enfrentó a PSG y le ganó 46 a 22, para culminar de la mejor manera su participación en el Súper 4 y celebrar a lo grande la obtención de aquel inolvidable título.

“El cierre fue muy lindo, con toda la gente del club. Y había una presión por terminar la campaña con una victoria. Ese día sí nos dimos cuenta de lo que significaba ese logro para el club, cuando veías a los más veteranos de Old Boys y del rugby uruguayo, llorando y haciéndonos el pasillo de honor para entrara a la cancha, agradeciéndonos. Fue algo muy fuerte”, según contó Andrés Imaz.

Martín Crosa resumió la importancia de aquel título de la siguiente manera: “Yo creo que fue algo importante para el club en general. La institución estaba iniciando una nueva etapa con la sede actual y la vida del club había cambiado totalmente. Ese fue un mojón importante para todo Old Boys, y ni que hablar para el rugby”.

Pasaron 10 años, y hoy volvemos a celebrarlo todos juntos ¡SALUD, CAMPEONES!

TORNEO APERTURA
 1° fecha: PSG 16-18 Old Boys
2° fecha: La Olla 0-81 Old Boys
3° fecha: Old Boys 28-18 Carrasco Polo
4° fecha: Champagnat 12-Old Boys 53
5° fecha: Old Boys-libre
6° fecha: Old Boys 25-5 Trébol
7° fecha: Libre-Old Boys
8°fecha: Los Cuervos 3-20 Old Boys
9° Fecha: Old Boys 28-Old Christians 13
10° Old Boys 76-MVCC 0
11° fecha Old Boys 68-7 Circulo
Semifinales: Old Boys  25-22 PSG
Final: C. Polo 28-3 Old Boys

TORNEO CLAUSURA
1° fecha: Libre-Old Boys
2° fecha: MVCC 7-44 Old Boys
3° fecha: Old Christians 23-19 Old Boys
4° fecha: Carrasco Polo 36-11 Old Boys
5° fecha: Old Boys 46-6 Los Cuervos
6° fecha: Trebol 15-16 Old Boys
7° fecha: Old Boys10- 11PSG

SÚPER 4
1° fecha: Old Christians 6-Old Boys 18
2° fecha: Old Boys 19-Carrasco Polo 12
3° fecha: Old Boys 46-PSG 22

Juan Manuel Cat, que viene de disputar la Copa del Mundo con Los Teros y de jugar con Peñarol en el inicio de la Superliga Americana de Rugby, tomó la decisión de alejarse del alto rendimiento y poner el foco en Old Boys y sus emprendimientos personales.

¿Por qué tomaste esta decisión de alejarte de la Selección y jugar únicamente en Old Boys?

Porque a principio de año, cuando me llegó la oferta para jugar en Peñarol, me llegó una oferta de trabajo muy buena. Tuve que tomar una decisión y me decidí por el rugby, y si bien al principio estaba contento, con el correr de los días empecé a sentir que no estaba contento conmigo mismo, que no estaba dando todo en los entrenamientos, no la estaba llevando bien. Tuve un par de charlas con Esteban Meneses, el Head Coach de Los Teros que notó esto de forma inmediata, y cuando empecé a encaminarme de nuevo llegó todo este tema de la pandemia y la cuarentena.

En ese momento me volvió a llegar la oferta laboral y me dije a mí mismo que ahora sí la quería tomar. Lo primero que hice fue hablarlo con Guzmán Barreiro, Encargado del Alto Rendimiento de la Unión de Rugby del Uruguay, y le dije que yo no quiero bajarme de la Selección, que quiero seguir jugando con Los Teros, pero que hoy no puedo estar 7 u 8 horas adentro del Centro Charrúa dejando todo. Hoy necesito darme tiempo para recibirme porque me queda un año, quiero arrancar este proyecto laboral que tengo que había dejado en stand by. Quiero llegar de vuelta a la Selección por lo que haga en el club, por como trabajo en Old Boys. Y si eso no es posible lo voy a entender, porque la estructura del Centro Charrúa es así, está hecha para profesionales y los resultados están a la vista.

Siempre elegí el rugby por encima de todo lo demás, y hoy tomé la decisión de poner otra cosa por encima del rugby y ver cómo me sentía con eso. Dejaré pasar un año y ahí analizaré todo, pero hoy me siento feliz en el club, feliz con el proyecto.

Eso es algo que vos querés dejar en claro. No estás dando un paso al costado de la Selección.

Claro que no. Y si me llaman para el Sudamericano estoy seguro. Entiendo que hay un montón de chicos que están entrenando y buscando ganarse un lugar, pero si me necesitan ahí voy a estar.

De todos modos, si no es ahora en un futuro esto puede llegar a cambiar. Sos joven y todavía te quedan muchos años de rugby por delante.

Si, y estoy seguro que voy a volver a vestir la celeste. No sé si ahora o en unos años, pero no tengo dudas.

Hoy, producto de lo que generó la pandemia, se permite que los jugadores de Selección participen del torneo local, y de hecho, jugadores como Andrés Vilaseca o Santiago Civetta están con los Teros y con el club ¿Esto te genera algo respecto a la decisión que tomaste? 

Hoy con el diario del lunes capaz que sí, porque ellos me comentan que salen de entrenar al mediodía, pero el proyecto laboral que mencioné antes implica que tenés que estar, más allá de que tengo gente en el emprendimiento que me banca a morir. Si eso pasa en un año en particular, como en un año de Mundial, lo haría, pero estar cuatro años así es muy difícil.

¿Cómo te sentís en este regreso a Old Boys?

Durante bastante tiempo, a mí y a los demás jugadores de Selección nos pasó que a veces podíamos venir a entrenar los jueves a Old Boys, pero ni siquiera nos podíamos quedar a las comidas porque al otro día entrenábamos a las 8 de la mañana. Desde el lado que estoy más feliz es desde lo social, de compartir momentos con la gente que antes no podía, y parece una tontería, pero estoy conociendo jugadores en el club que antes no los conocía, incluso que pasaba al lado de ellos todos los días y no sabía nada de ellos.

Por otro lado está lo deportivo. Antes me pasaba que llegábamos a jugar solo la definición del Campeonato, y si bien sentías una responsabilidad por venir de Los Teros, tampoco tenías ese involucramiento porque no habías formado parte de la construcción de ese camino para llegar hasta ahí. Eras como un outsider. Ahora eso es muy distinto y lo disfruto mucho día a día.

¿Cómo has visto a Old Boys estas primeras fechas?

Más allá de los jugadores de Selección en Primera hay 70 jugadores, hay mucha competencia por puesto y si bien hay diferencia de niveles, hay un gran staff de entrenadores. Hoy Old Boys tiene a 12 personas trabajando para nosotros, que están atrás nuestro todo el día, y lo mismo sucede con la M19 que hace dos años que sale campeona invicta y que otra vez arrancó con mucha fuerza. Creo que el club está por el buen camino y estamos todos convencidos de eso.

¿Cómo te estás sintiendo vos jugando para Old Boys nuevamente?

La verdad es que en los primeros partidos me auto-presioné muchísimo, porque sentía que todos esperaban más de mí. Ahí charlé con un par de personas que me aconsejaron y me dijeron que tenía que venir a disfrutar, no pensar en lo que la gente espera de mí, porque para auto exigirme así tenía que volver a Peñarol o a Uruguay. Me dijeron que venga a disfrutar y a empujar a los demás para que sean mejores, y eso me cambió la cabeza.

¿Qué te dejó la experiencia del Mundial?

La experiencia más linda que tuve, por lejos. Es la demostración de que si querés algo, podés llegar hasta donde sea. Convencidos y con un buen grupo, podés lograr cosas increíbles. Y es algo de lo que estamos intentando hacer acá en el club, donde ya tenemos un gran grupo formado pero que estamos intentando ponernos como meta un objetivo superior y no hablo solo de un Campeonato, sino ser el mejor equipo que podamos llegar a ser.

¿Cómo tomaron esta decisión tuya dentro del club?
Me apoyaron 100%, en todo momento, aunque algunos se sorprendieron. Hablé del tema con quienes tenía que hablarlo y los demás se fueron enterando. En los últimos años a Old Boys se le han ido muchos jugadores por la Selección, sobre todo en las M20, y el mensaje que yo quiero darles es que disfruten del alto rendimiento, disfruten de Los Teritos, de la Selección, pero el club también está, y el club te va a necesitar, y ahí hay que estar.

Revista Oficial
-

Desarrolo web CreaWeb